×
Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
30 may. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Victoria's Secret paga 8,3 millones de dólares a trabajadores tailandeses despedidos

Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
30 may. 2022

Más de un millar de trabajadores tailandeses de la confección que elaboraban sujetadores en una fábrica que suministraba al gigante de la lencería Victoria's Secret han recibido un acuerdo histórico de 8,3 millones de dólares, según informaron el sábado activistas de los derechos laborales.


Victoria's Secret confirmó en un comunicado que se había llegado a un acuerdo, pero no mencionó la cifra en cuestión - Facebook: Victoria’s Secret


Brilliant Alliance Thai cerró su fábrica de Samut Prakan en marzo de 2021 tras declararse en quiebra.

Pero los 1250 trabajadores despedidos, muchos de los cuales llevaban más de una década trabajando en la fábrica, no recibieron las indemnizaciones por despido previstas en la legislación tailandesa.

La fábrica también producía ropa interior para las marcas estadounidenses de tallas grandes Lane Bryant y Torrid, propiedad de Sycamore Partners, pero sólo Victoria's Secret contribuyó al convenio mediante un acuerdo de préstamo con los propietarios de la fábrica.

Victoria's Secret confirmó en un comunicado que se había llegado a un acuerdo, pero no mencionó la cantidad en cuestión.

"Durante varios meses hemos estado en comunicación activa con los propietarios de la fábrica para facilitar una resolución", dijo la empresa.

"Lamentamos que en última instancia no estuvieran en condiciones de concluir este asunto por sí mismos, así que para garantizar que los trabajadores recibieran la totalidad de las indemnizaciones que se les debían, Victoria's Secret acordó abonar los fondos de las indemnizaciones a los propietarios de la fábrica", añadió.

Jitnawatcharee Panad llevaba 25 años en la fábrica y señaló que más de dos tercios de los trabajadores despedidos eran mujeres de 45 años o más.

"Si no hubiéramos luchado por una indemnización justa, no habríamos recibido nada", declaró a la AFP Jitnawatcharee, quien también preside del Sindicato Internacional de Trabajadores de Triumph de Tailandia.

"Las puertas del Ministerio de Trabajo estaban cerradas cuando fuimos a buscar ayuda y el ministro no parecía querer escuchar nuestro problema", explicó.

El acuerdo es el mayor que se ha alcanzado en materia de robo de salarios en una fábrica de confección individual, según el grupo internacional de derechos de los trabajadores Solidarity Centre.

"Creo que no tiene precedentes y representa un nuevo modelo: la magnitud de la indemnización y los intereses pagados... así como el compromiso directo de la marca", manifestó a la AFP el director del Solidarity Centre en Tailandia, David Welsh.

Desde hace un año, los trabajadores despedidos y los representantes sindicales tailandeses protestan ante la sede del Gobierno en Bangkok para reclamar sus salarios.

El presidente de la Confederación de trabajadores industriales de Tailandia, Prasit Prasopsuk, comentó que algunos de los trabajadores que protestaban habían sido acusados de delitos penales, como la violación de las normas de reunión pública durante la pandemia.

"Este caso sirve de lección en el futuro para que el Gobierno... se asegure de que las empresas extranjeras que hacen negocios en Tailandia destinen una parte de los beneficios mensuales a una compensación justa cuando estas empresas cesen sus operaciones en el país", indicó.

Un informe del Consorcio para los Derechos de los Trabajadores de abril del año pasado decía que se habían documentado casos similares de robo de salarios en 31 fábricas de ropa de nueve países.

El director ejecutivo del Consorcio por los Derechos de los Trabajadores, Scott Nova, afirmó que esos casos eran sólo la "punta del iceberg" y que el problema del robo de salarios en la industria de la confección se había disparado durante la pandemia al disminuir los pedidos de ropa.

Calculó que a los trabajadores del sector de la confección de todo el mundo se les debían 500 millones de dólares como resultado del cierre de fábricas y de las indemnizaciones no pagadas.

Algunos trabajadores de la fábrica de Samut Prakan recibieron la semana pasada el equivalente a más de cuatro años de salario, según destacó.

"Es como el equivalente a los ahorros de toda una vida de un trabajador... y simplemente se lo roban. Lo que significa perder eso y recuperarlo es difícil de expresar con palabras", añadió Nova

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.