Zara estrena imagen y tecnología en su nueva tienda de Haussmann en París

Inditex no baja la marcha. Solo unas horas después de la presentación de sus resultados trimestrales, el grupo gallego suma una inauguración estratégica en París. Este jueves 13 de diciembre, Zara ha abierto las puertas de un espacio de 3.500 metros cuadrados que presenta por primera vez en Francia su nuevo concepto de tienda y las últimas innovaciones de la marca. Ubicado en el número 54 del Boulevard Haussmann, el establecimiento anteriormente ocupado por H&M ha absorbido la tienda Zara del numero 39 de la misma vía, tal y como FashionNetwork.com anunció en exclusiva el pasado octubre.


Exterior de la nueva tienda de Zara en el número 54 del Boulevard Haussmann - Inditex

Siguiendo el plan de reajuste de la red de distribución de Inditex, Zara solo ha necesitado cruzar la calle para cambiar de aires en el corazón del barrio de Opéra. Un movimiento que ha permitido a la cadena triplicar su superficie (3.500 metros cuadrados frente a los 1.500 del espacio que ocupaba previamente), en un edificio del siglo XIX que goza de mayor visibilidad, haciendo esquina entre el boulevard y la Rue Charras. Si bien Zara comparte paredes con el también gigante del fast fashion Mango, ubicado justo en el local de al lado, la mudanza sitúa a Zara entre nuevos vecinos estratégicos: Galeries Lafayette y Printemps. Una decisión que, según han explicado desde la marca a FashionNetwork.com, pretende incorporar a nuevos clientes, en tránsito entre los dos establecimientos multimarca, que se sumarán a los que ya contaba en su tienda del otro lado de la calle.

Completamente renovado por el equipo de arquitectos Zara bajo su nueva imagen y modelo ecoeficiente de tienda, el espacio solo ha conservado las escaleras mecánicas que dejó el antiguo inquilino, su competencia H&M, al mudarse a su flagship de 5.000 metros cuadrados de rue La Fayette. Con una imagen depurada, luminosa, de aires ‘premium’, hasta 37 probadores y mayor espacio para la gestión del stock integrado, la boutique presenta las colecciones femeninas en la planta baja, mientras que las masculinas, Basic y TRF ocupan el espacio -1. La moda infantil, por el momento, no forma parte de los planes de Inditex para esta tienda, situada a escasos 400 metros de su flagship XXL de Opéra.


La planta baja de la tienda presenta las colecciones femeninas de la cadena - Inditex

Al igual que para la reapertura de su tienda de Vittorio Emanuele en Milán, el equipo de diseño de Zara ha desarrollado algunas piezas de edición limitada para celebrar la inauguración, que solo podrán ser adquiridas en exclusiva en la tienda de Haussmann y con las que Zara pretende simplemente sorprender al cliente físico, sin comunicar al respecto. De un vestido de terciopelo rojo o un traje negro de doble abotonadura a un par de bolsos, unas sandalias o unas sneakers de tachuelas. La pieza estrella, un abrigo de cuero negro para hombre, alcanza un precio inusitado en Zara. 500 euros en la exclusiva etiqueta Haussmann que no parecen desanimar a los dependientes, seguros de que se agotaran en un abrir y cerrar de ojos.

Sin embargo, el protagonismo del nuevo espacio radica en las innovaciones de la experiencia de compra que apuestan por el modelo integrado de tienda física y online, que el presidente del grupo, Pablo Isla, pretende implantar en la red de distribución de cara a 2020. A los iPads con los que esta equipado todo el personal y la tecnología RFID (identificación de prendas por radiofrecuencia), se suma un espejo interactivo, que se pondrá en marcha en las próximas semanas. La gran novedad es un nuevo punto automatizado de entrega de pedidos online, el primero en el mercado francés. Un espacio que se encuentra en la planta -1, obligando a los clientes a recorrer la toda la tienda para recoger sus productos adquiridos online y, ¿por qué no?, adquirir alguno nuevo por el camino.


Sistema automatizado de recogida en el punto de venta - Inditex

Ya disponible en las tiendas de Milán, Bilbao, Amsterdam, Glasgow, Liverpool y Leicester, el sistema permite tramitar 900 paquetes de pedidos online, que el cliente puede recoger directamente en tienda mediante un código QR. Una pantalla, detrás de la que se encuentra oculta una máquina de 10 metros cuadrados, se abre para entregar en cuestión de segundos los pedidos previamente preparados por el personal de la tienda. En contraste con la tienda milanesa, que cuenta con la incorporación de una sección 'online' con una selección de últimas prendas en la zona de recogida de pedidos, este formato no ha sido integrado en Haussmann. No obstante, representantes de la compañía subrayan la voluntad del grupo de convertir esta tienda en enclave estratégico de la gestión del stock integrado, dada su ubicación en uno de los ejes comerciales destacados de la capital, así como por su proximidad estratégica de  la estación de tren de Saint Lazare.

Actualmente, Zara vende en 202 mercados de todo el mundo, de los que 49 cuentan ya con el sistema de gestión integrado del stock. Reforzando su voluntad de llegar a todos los países de forma online para 2020, el buque insignia del grupo lanzó la venta online en 106 mercados a través de una web global el pasado noviembre. La enseña, que lidera la red comercial del grupo con 2.118 puntos de venta a nivel mundial de los 7.442 establecimientos del grupo, presume de una veintena de tiendas situadas en París.

En los nueve primeros meses del año, Inditex abrió tiendas en 51 mercados, sumando 20 establecimientos más que al cierre de julio. El beneficio neto del grupo aumentó un 4,1% hasta 2.438 millones de euros, mientras que las ventas crecieron un 3% hasta 18.437 millones.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER