Zara se apoya en la tecnología para seguir el ritmo del fastfashion

El pionero del fast fashion ya no parece tan rápido. El mayor distribuidor de ropa del mundo y dueño de Zara enfrenta la competencia de actores más jóvenes y exclusivamente virtuales como Boohoo y Missguided. Sus rivales tienen una rotación más rápida de productos, a veces con tan solo una semana de espera entre el diseño y la salida al mercado, ampliando su catálogo con cientos de productos nuevos cada día.


Photo: Zara

En un intento por mantener su ventaja, la compañía española está desarrollando nuevas tecnologías, asociándose con firmas de tecnología y contratando talento de empresas emergentes.

El éxito o fracaso de tales esfuerzos podría ayudar a determinar si Inditex está en capacidad de adaptarse al cambiante panorama de la venta minorista de ropa, en el que Amazon superará a Macy's como el mayor vendedor de ropa para los estadounidenses. En términos más generales, podría indicar si el modelo de combinación de ventas en línea con una gran red de tiendas físicas puede prevalecer en el mercado masivo de la moda, donde los pantalones a medida se venden por menos de 30 euros y los vestidos de lentejuelas por menos de 50 euros.

Inditex cuenta con una unidad de innovación, liderada por el ex ingeniero de telecomunicaciones Alejandro Ferrer y el fundador de startups David Alayon, pero acostumbra revelar poco sobre su trabajo.

La unidad está probando formas de mejorar el manejo del inventario. El grupo se ha asociado con Fetch Robotics, empresa con sede en California, para probar robots que trabajan en la gestión de inventario, dijo la compañía a Reuters. También se asoció con el fabricante de chips Intel en la creación de dispositivos que pueden medir rápidamente el volumen de ropa en cajas.

La unidad prueba tecnologías que aprovechan al máximo un activo del que carecen los nuevos rivales: las tiendas físicas. Inditex dijo que se está enfocando en áreas como la "inteligencia de ubicación" y la tecnología de ultrasonido utilizada para rastrear el tráfico en tiendas, así como los asistentes virtuales para ayudar a los clientes. La inteligencia de ubicación permite que las aplicaciones cambien al modo "instore" (en tienda) cuando un cliente ingresa a una tienda, para que el cliente pueda localizar productos y recibir ofertas.

Una fuente cercana al caso dijo que Inditex también ha formado alianzas de desarrollo con compañías tecnológicas como Jetlore, que utiliza inteligencia artificial para predecir el comportamiento del consumidor, y la empresa española de big data El Arte de Medir.

Los ejecutivos de Inditex, reconocidos por su carácter reservado y porque rara vez otorgan entrevistas, han confirmado los acuerdos, pero han aclarado que los proyectos están en fase de prueba. La compañía no ha querido brindar detalles, ya que argumenta que es información comercialmente sensible.

“NO HAY SALSA SECRETA”

Zara fue pionera en el concepto de moda rápida en la década de 1980. Fue la primera en desarrollar un método de reacción rápida ante las tendencias cambiantes, utilizando cadenas de suministro ágiles basadas en el abastecimiento para la producción cerca de la sede principal para acelerar sus "plazos de entrega", desde el comienzo del proceso de diseño hasta la salida a tiendas, a tan solo tres semanas.

Pero los nuevos actores del mercado, que crecen rápidamente, libres del peso de las grandes ubicaciones físicas, acercan aún más la producción de la distribución y renuevan constantemente su mercancía.

Boohoo.com, fundada en la ciudad inglesa de Manchester en 2006, opera bajo un modelo de "prueba y repetición" en el que produce pequeños lotes y aumenta la producción de los que mejor se venden. Más de la mitad de sus productos se fabrican en el Reino Unido. Después de que sus ventas se duplicaran el año pasado, la empresa ha dicho que ha reducido sus plazos de entrega incluso hasta dos semanas. Missguided, que también tiene su sede en Manchester, ha dicho que sus plazos de entrega pueden ser de tan solo una semana.

El modelo de Inditex se basa en abastecer la producción desde cerca de su sede en Galicia, en el norte de España, para que los pedidos puedan enviarse rápidamente a su red de más de 7000 tiendas en todo el mundo. Sus proveedores se encuentran principalmente en España, Portugal, Turquía y Marruecos, en lugar de los tradicionales centros de fabricación asiáticos.

Pero algunos nuevos actores virtuales están cambiando el juego al acercar aún más la fabricación: Boohoo.com compra más de la mitad de sus productos en el Reino Unido. ASOS, un distribuidor virtual británico que tiene muchas fábricas en Europa continental, busca aumentar la producción local para mejorar los plazos de entrega, que son de cuatro a seis semanas.

"Cuando se trata de ropa, no hay una salsa secreta", dijo Felipe Caro, profesor de negocios de la Escuela de Administración Anderson de UCLA, quien escribió un estudio de caso sobre Zara. "Para acortar los plazos de entrega, no hay otra manera que hacer producción local".

Inditex busca integrar las ventas en línea con su red física centrándose en tiendas grandes y atractivas donde los clientes pueden probarse artículos para comprar más tarde en sus computadoras o teléfonos inteligentes.

En febrero, la firma contrató a Sergio Álvarez, cofundador de CARTO, una start-up que se enfoca en inteligencia de ubicación, para trabajar en su negocio en línea.

Inditex ha trabajado con su proveedor de alarmas, Tyco, para incorporar un pequeño microchip en las etiquetas de seguridad que contiene información sobre el estilo y el tamaño de la prenda y que permite a la compañía ubicarla en cualquier punto de la cadena de suministro.

Cuando la compañía dio a conocer sus resultados trimestrales esta semana, el gerente general de Inditex, Pablo Isla, dijo a los analistas que un control estricto del inventario mediante el etiquetado significa que se pueden vender más prendas a precio completo ya que los artículos en existencia en tiendas también se pueden ofrecer en línea. "Es una integración total entre los almacenes de inventario de las tiendas y las existencias en línea", dijo.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER