×
Por
EFE
Publicado el
22 sept. 2008
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Armani exalta la feminidad vistiendo a una mujer romántica y elegante

Por
EFE
Publicado el
22 sept. 2008

Roma, 22 sep (EFE).- Giorgio Armani abandonó su sobriedad tradicional al decantarse por una mujer romántica que, por ello, no pierde fuerza y elegancia, en su colección primavera-verano 2009, presentada hoy en la Semana de la Moda femenina de Milán "Milano Donna".





El diseñador italiano, que al cierre de su desfile aseguró que ha vuelto a dar más importancia a la mujer como tal por encima de las tendencias, apostó para la ocasión por la ligereza de los tejidos y el movimiento.

Para el día, Armani se mantuvo fiel a su traje pantalón aunque dejó espacio para las faldas lisas, mientras que para la noche el vestido se convierte en la pieza imprescindible de cualquier guardarropa.

Vestidos drapeados con escote palabra de honor y faldas vaporosas dejan traslucir estampados de colores pastel que quedan lejos de cualquier estridencia o se adornan con cristales "swarovski".

Para ocasiones más informales deja que los vestidos terminen en la rodilla evocando una sencilla túnica, cuyo único complemento es un 'foulard' de gasa, mientras que los de líneas más rectas se acompañan de chaquetas forradas en chifón estrechas en los hombros que se ensanchan a la altura de la cadera.

Missoni, en cambio, prefirió expresar esa feminidad con formas geométricas tanto en estampados como en el dibujo de las prendas.

Los cinturones elásticos sirven aquí para realzar la cintura que de otro modo pasaría desapercibida bajo los blusones y los vestidos vaporosos que mantienen el emblemático estampado caleidoscópico de la casa italiana.

En esta ocasión, los colores protagonistas son, sin duda, el amarillo y el verde con algunas incursiones de los metalizados y el gris.

Para la noche la firma de Ottavio y Rosita Missoni prefiere decantarse por los vestidos largos, adornados con pedrería y de líneas rectas y que alternan los pronunciados escotes en forma de V o de tipo barco.

El modisto Ermanno Scervino por su parte se centró en la versatilidad de una mujer que puede escoger tanto piezas de corte clásico como la combinación de atrevidos "tops" con diminutos "shorts", que encontrarán en los zapatos altos su mejor complemento y aliado.

Las propuestas de Scervino se caracterizan por sus transparencias que dejan entrever el cuerpo de una mujer que se insinúa con elegancia y que juega con las asimetrías de blusones y camisas.

Los vestidos pareo logran un aire 'chic' gracias a los adornos con fruncidos en la parte frontal o volantes y a cinturones que realzan la figura.

Además, los complementos se demuestran imprescindibles en cualquiera de las propuestas de este modisto que apuesta por los grandes brazaletes y vistosos collares junto a maxi bolsos y a zapatos, que llaman la atención por su cuidada elaboración.

Con la firma C'N'C, el diseñador Enio Capasa llevó a la pasarela milanesa su línea joven, caracterizada por el uso de gasas tecnológicas y transparencias con prendas que se sobreponen para dar un aire transgresor en un absoluto negro.

Unas propuestas totalmente opuestas a las de Byblos, que inundó la pasarela de colores pastel en sus prendas drapeadas llenas de movimiento. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.