×
Publicidad
Por
Europa Press
Publicado el
11 jul. 2014
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Bread & Butter firma un contrato por tres años pero con voluntad de "muy largo plazo"

Por
Europa Press
Publicado el
11 jul. 2014

La feria internacional de moda urbana Bread & Butter ha firmado un acuerdo con Fira de Barcelona para celebrar las tres próximas ediciones de invierno, aunque la intención es permanecer en la capital catalana a "muy largo plazo".

Así lo ha manifestado el viernes 11 de julio en rueda de prensa el presidente del evento, Karl-Heinz Müller, que ha señalado que el contrato contempla la opción de renovación, y ha dejado la puerta abierta a que Barcelona acoja en el futuro la edición de verano.

Karl-Heinz Müller en la inauguración de la última edición de Bread & Butter


Ha remarcado, sin embargo, que no se prevé la posibilidad de celebrar dos ediciones --enero y julio-- en Barcelona, como se hizo hasta 2009, sino que, llegado el caso, se intercambiarían entre Berlín --donde está previsto que se quede la edición de verano-- y la capital catalana.

Müller ha explicado que pretende crear un nuevo concepto y hacer un "grand slam de la moda", con una edición en invierno en Barcelona, otra en verano en Berlín y una tercera en otoño en Seúl, a las que se podría añadir una edición en primavera en Estados Unidos.

De esta forma, ha señalado que se quiere evitar el agotamiento de una sola ciudad con todas las ediciones del evento, lo que, según Müller, acaba cansando a expositores y visitantes, como se demostró en una primera etapa en Alemania y posteriormente en Barcelona: "No queremos que vuelva a pasar lo que pasó hace cinco años cuando tuvimos que marcharnos de Barcelona".

Sin embargo, ha insistido en que esta distribución no es fija: "No puedo decir si se quedará definitivamente de esta forma. Mucha gente nos ha dicho que querrían celebrar la edición de verano en Barcelona. Podría ser que cambiáramos, pero también habrá que mirar si la Fira está libre", ha afirmado Müller, que ha señalado que primero habrá que valorar qué quieren los clientes de la feria.

El presidente del evento ha insistido en que la marcha de Barcelona en 2009 fue "muy dolorosa" y ha subrayado que nunca ha perdido el contacto con Fira de Barcelona para seguir analizando las posibilidades de volver, a lo que se ha añadido que muchos expositores han pedido la vuelta a la capital catalana.

El director general de Fira de Barcelona, Agustí Cordón, ha considerado que las fechas de los contratos no son lo más importante, sino que tenga éxito: "Si lo hacemos bien podrán quedarse para siempre si quieren, si no, se irán pasado mañana".

PRIMERA FERIA DEL AÑO

Müller ha puesto en valor que el hecho de celebrar la feria en Barcelona del 8 al 10 de enero la convertirá en la primera feria internacional de moda del mundo, antes de la de Florencia, que había sido tradicionalmente la primera.

Ha constatado que en la edición de este verano en Berlín, que cerró este jueves, han participado unos 500 expositores, y ha confiado en que en Barcelona se superará esta cifra y se podría llegar a las 600 o 700 empresas.

Tanto el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, como el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, han agradecido a Müller su decisión de volver a Barcelona, ya que la colocan en el circuito mundial del sector de la moda, y han confiado que la próxima etapa del Bread & Butter en Barcelona será aún más exitosa que la primera.

Copyright © 2022 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.