×
Por
EFE
Publicado el
3 oct. 2009
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Chapurin, Loewe, Yoshitaka Amano e Hishinuma evocan su ideal femenino 2010

Por
EFE
Publicado el
3 oct. 2009

París, 3 oct (EFE).- La cuarta jornada Prêt-à-Porter de París, dentro de la Semana de la Moda, en la que un sinfín de modistos y creadores presentan sus desfiles y colecciones de las maneras más diversas durante la jornada, estuvo centrada hoy en la rusa Chapurin y en los japoneses Yoshitaka Amano e Hishinuma.


Chapurin - primavera-verano 2010 / Foto: Pixel Formula

La firma rusa Chapurin se adelantó al verano próximo con una espectacular Naomi Campbell que lució, entre otros modelos, un espectacular corsé negro transparente, sobre minifalda asimétrica rosa carne, tan mini que eran casi un cinturón, drapeado y anudado a un lado de las caderas.

Estrella legendaria de las pasarelas de los años 90 del siglo pasado, la modelo británica Naomi Campbell demostró no haber perdido un ápice de su belleza y de su forma, también cuando portaba un vaporoso vestido largo chocolate, abierto con audacia por delante.

Más allá de los podios, como es tradición, tendencia e imperiosa necesidad, creadores y modistos optaron también hoy por las más variadas plataformas de lanzamiento para presentar su visión sobre la indumentaria ideal que han de portar las mujeres el próximo verano.

Del salón especializado al mini show room, la instalación artística, el cóctel, la fiesta o la exposición, todo vale para darse a conocer y recibir a los profesionales y periodistas de los cinco continentes reunidos en París, con ocasión de la semana de la moda que concluye el próximo jueves.

El pintor e ilustrador japonés Yoshitaka Amano y la diseñadora Yoshiki Hishinuma protagonizaron una de las más atractivas presentaciones de toda la semana de colecciones, al margen del calendario oficial de la Cámara de la Costura francesa.

La diseñadora, también creadora de vestuarios de ballet en Francia, Alemania y Holanda; y el ilustrador, conocido en todo el mundo por sus personajes de dibujos animados y vídeojuegos, eligieron un marco verdaderamente incomparable para desplegar sus ideas: el Palacio Garnier.

La impresionante y marmórea escalinata principal y los salones adyacentes, también de mármol, construidos a finales del siglo XIX para Napoleón III, fueron un marco excepcional para acoger un desfile estático, animado de manera sorprendente y galáctica por el blanco de las maniquíes y su indumentaria.

Sobre el tema del "nacimiento de Eva", el Palacio neobarroco de Charles Garnier se lleno de criaturas de ensueño portadoras de blusas y vestidos cortos o largos muy estructurados, como armaduras de tela, a menudo con efectos alados, construidos por superposiciones compactas de tejidos recortados, según el mismo longuilíneo patrón.

Su forma hacía pensar en el característico cuello blanco cervantino, pero compactado y prolongado por toda la figura, en vestidos aptos para "Meninas" del siglo XXI, o simplemente por el torso, con relieves espirales en las mangas, levemente puntiagudos en los hombros o redondeados en la espalda, por ejemplo.

La "Eva" de Amano y Hishinuma podrá lucir también, aunque en más raras ocasiones, un "body" caparazón, escudo multicolor, plastificado en apariencia, pero sin duda resistente como el metal, igualmente de corte arquitectónico.

Perfecto para heroínas de videojuegos, mangas y, en la vida real, en ocasiones particularmente especiales.

A juego con bolsos de diferentes colores o con zapatillas deportivas también multicolores, en contraste con botas altas de altísimo tacón, adornadas en los muslos y a lo largo de las piernas con detalles también blancos, que portaban las maniquíes estáticas situadas en las escalinatas de la Opera Garnier y en sus salones.

Desde las 12 del mediodía a las tres de la tarde, esta mujer del futuro ofreció junto a la visión de una indumentaria bellísima pero no siempre fácil de llevar, un mensaje de poderío y sabiduría espiritual, en calidad de "protectora" y fuente universal de vida", según subrayaron sus creadores.

No muy lejos, en el bar del Hotel Ritz, también durante unas horas, en su caso desde las once de la mañana a las seis de la tarde, la firma turca Dice Kayek celebraba con su moda estival 2010 el Año de Turquía en Francia, que se celebra en 2009 con numerosas manifestaciones artísticas y culturales.

El broche final de la jornada lo pondrá el modisto británico Stuart Vevers, que muestra su visión estival 2010 para la firma Loewe.

Lola Loscos

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.