×
Por
EFE
Publicado el
15 sept. 2008
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Conran explora la inocencia y la lujuria de la mujer en su nueva colección

Por
EFE
Publicado el
15 sept. 2008

Violeta Molina

Londres, 15 sep (EFE).- El diseñador británico Jasper Conran presentó hoy una colección que explora la divinidad, la inocencia y la lujuria de la mujer a través de prendas que realzan la silueta y dejan entrever la piel.



Jasper Conran - Primavera 2009

En el desfile, celebrado en la Royal Academy de Londres, pudieron verse las propuestas del creador para la temporada de primavera y verano de 2009, la mayoría de ellas en colores pálidos cuya armonía sólo se ve rota por el negro, el rojo más intenso y el brillo de alguna lentejuela.

Así, el rosa palo, el beige, el gris perla y el color carne son las tonalidades de pantalones largos, faldas que no dejan ver la rodilla, vestidos larguísimos y chaquetas encorsetadas y abotonadas hasta el cuello.

Conran, que ha mostrado sus diseños en el segundo día de la London Fashion Week, ha utilizado tejidos delicados para crear unas prendas que parecen modelar el aire al moverse: tul, crepé, seda, organza, gasa y lana súper fina.

Sobre el escenario del desfile, una habitación de blanco impoluto adornada con árboles y sin pasarela que elevara a las modelos, se han visto también mantones de manila, flecos y muchas transparencias, algunas de las cuales dibujaban motivos florales y naturales sobre el cuerpo de las mujeres.

El diseñador también ha apostado por algún estampado suave pintado a mano.

Dos partes del cuerpo femenino han captado la atención de Conran para la próxima temporada: la espalda, que aparece desnuda en vestidos que cubren los pies y blusas que se abren por la mitad, y la cintura, que a menudo se rodea con lazadas.

Algunos diseños evocan los kimonos de las geishas y los trajes de charlestón, conjugando tentación, delicadeza y una sofisticación y elegancia extremas.

A lo largo de 44 modelos, Conran ha experimentado con múltiples formas: desde los volantes a las faldas con vuelo, pasando por chaquetas encorsetadas, mangas largas de inspiración medieval y pantalones que más que para acudir a una fiesta parecen ropa interior.

Lo más destacado de la colección han sido las vaporosas faldas, en ocasiones satinadas y algunas veces con cola o con una raja que llega hasta la cadera, muy glamourosas.

La pieza estrella del desfile ha sido un vestido rojo repleto de lentejuelas que ha dejado sin respiración a los asistentes, cuyas pupilas ya se habían acostumbrado a la monotonía del rosa palo.

Además de la ninfa inocente, etérea y sin escote -aunque con diseños siempre ceñidos-, el creador idea otra mujer, más nocturna y atrevida, que muestra distintas partes de su cuerpo.

Eso sí, Conran piensa siempre en una mujer muy femenina y sensual a la que viste con prendas tan delicadas que parecen una segunda piel, una mujer que se siente única.

Por ello, ha elaborado cada diseño como si fuera una obra de arte, como si desempeñara un papel crucial dentro de la historia de la persona que lo vista.

Como único complemento, las modelos -delgadas, una vez más- llevaron bolsos que imitaban jaulas de pájaros y zapatos altísimos de plataforma, así como los labios pintados de rojo y el cabello ondulado.

Aparte de Conran, un valor seguro de la Semana de la Moda de Londres, hoy presentaron sus colecciones John Rocha, Luella, Mario Schwab, Temperley London, Julien Macdonald, Todd Lynn, Jaeger London y Paul Smith. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.