×
Por
EFE
Publicado el
27 feb. 2017
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Missoni lleva su explosión de colores a la Semana de la Moda de Milán

Por
EFE
Publicado el
27 feb. 2017

La casa italiana Missoni hizo gala de la explosión de colores que suele caracterizar sus prendas para llevar hasta la Semana de la Moda femenina de Milán una colección para el próximo otoño-invierno muy alegre y con una amplia paleta de tonos.

Missoni - Fall-Winter2017 - Womenswear - Milan - © PixelFormula


Los rojos, los naranjas, los azules y los amarillos se combinaron junto con los verdes, los rosas, los morados, los negros y los marrones.

Así, se pudieron ver abrigos de pieles de gran colorido pero también chaquetas de punto, largas y sin mangas.

Missoni también utilizó estos colores para sus trajes de chaqueta corta y pantalón tobillero, y para los jerséis-vestidos de punto, con mangas largas y hombros marcados.

Las bufandas de piel de peluche a rayas horizontales de colores también se dejaron ver en Milán y se lucieron con faldas también de colores con franjas horizontales de distintos tamaños.

Mucho más sobria fue la propuesta de Jil Sander, que presentó a sus modelos con prendas de cortes rectos, anchas, sin apenas dejar entrever la figura y perfectas para ocasiones formales.

Los abrigos negros se alternaron con los rojos con doble botonadura, mientras que los vestidos también en colores rojos y granates dieron paso a los conjuntos de chaqueta y falda con el corte por debajo de la rodilla en color marrón.

También el marrón fue el utilizado para vestir los jerséis de lana sin mangas y muy anchos, mientras que el beige sirvió para fabricar jerséis anchos de mangas largas y cuello alto, combinados con faldas largas y anchas.

Un toque más alegre lo dieron los amarillos mostaza, los azules y los corales, que aparecieron brevemente para también decorar jerséis anchos y con cuello alto, vestidos de corte recto y por debajo de la rodilla y monos con hombros muy marcados y pantalones de pata de elefante.

Por su parte, Antonio Marras apostó por una colección compuesta de piezas llenas de estampado floral que inundaron las chaquetas verde militar, los vestidos negros de gasa, las faldas con transparencias negras y las blusas en tonos blanco crudo.

Las flores tuvieron un gran protagonismo en la propuesta de la firma del estilista Antonio Marras y no faltaron las modelos que desfilaron portando una maceta con diversas plantas y flores.

Como ya han hecho otras firmas a lo largo de esta Semana de la Moda de Milán, Antonio Marras sugirió una serie de piezas para la próxima temporada otoño-invierno tanto para hombre como para mujer.

Es el caso de las parkas grandes en colores verde camuflaje, los trajes de raya diplomática -en chaqueta y pantalón de pinza para ellos y en vestidos para ellas- o los estampados a cuadros que lucieron ellos en chaquetas y abrigos y ellas en blusas y faldas.

Los tonos tierra, marrones, verde militar y negro fueron los reyes de su colección y confeccionaron tanto las prendas como los accesorios y el calzado.

En último lugar, los asistentes a este escaparate milanés pudieron ver mocasines que se combinaron con calcetines altos; los botines que se vistieron con faldas largas y vaporosas, con el corte casi en los tobillos; y los zapatos clásicos en piel, con cordones y en color negro, que fueron utilizados para los conjuntos más masculinos.

Finalmente, la firma Bottega Veneta llevó hasta Milán una colección versátil, pensada en su totalidad para ser lucida tanto por mujeres como por hombres.

El director creativo de la casa italiana Tomas Maier presentó un guardarropa repleto de camisas con hombros deliberadamente exagerados, que se combinaron con pantalones de montar, más anchos en la parte de los muslos y estrechos a partir de la rodilla.

Chaquetas de cachemir abiertas en tonos naranjas se adornaron con cinturones estrechos negros y marrones abrochados por encima del ombligo, y se alternaron con vestidos negros, sin mangas y de tejidos amplios, con detalles brillantes en la parte del pecho.

Abrigos grandes de pieles en tonos beige y rosas claros aportaron el toque más cálido de la colección y se complementaron con cinturones anchos y abrochados a la altura del ombligo para marcar ligeramente la silueta femenina.

Como complementos, Bottega Veneta eligió bolsos de mano en tonos marrones, maletines negros de cuero, guantes altos de piel y broches en los cuellos de las camisas y pajaritas para los "looks" más formales.

Las botas altas, los mocasines y los zapatos cerrados con plumas en la zona de los tobillos pusieron el broche final a la colección de calzado de esta marca italiana de lujo fundada en 1966.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.