×
Por
EFE
Publicado el
7 may. 2014
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Rosa Clará viste novias de cine y recupera las perlas como complemento

Por
EFE
Publicado el
7 may. 2014

Barcelona - La diseñadora Rosa Clará inauguró el martes la Pasarela Gaudí Novias de la Barcelona Bridal Week, con una colección inspirada en las grandes divas del cine, en la que han sido protagonistas los brillos, las transparencias, las gasas y las perlas.

La modelo Alba Carrillo ha sido la primera en salir con un vestido de gasa muy Hollywood, con escote en pico con pedrería y brillos, la espalda al descubierto y rematada con una flor, vaporoso y con cola muy ágil, una imagen menos sobria de lo que suele ser el estilo Clará, pero muy equilibrada. Un poco de todo, pero bien conjugado.

El desfile inaugural de Rosa Clará en la Barcelona Bridal Week 2014 | Foto: Barcelona Bridal Week


Con Manhattan como decorado, Clará ha presentado vestidos para cualquier tipo de mujer. Clásicos de otomán y piqué con volumen, muy estructurados para las mujeres convencionales, encajes y tules para las románticas, pedrerías y gasas para las sofisticadas, además de espectaculares escotes en espalda con transparencias.

Entre los vestidos que han subido a la pasarela ha destacado el que la propia diseñadora llevó el día de su boda y que sin querer se ha convertido en "todo un 'best seller'".

Clará ha recordado estos días que su vestido generó mucha expectación y se sentía con la responsabilidad de hacer algo que se adaptara a una mujer de 50 años, pero que siguiera siendo un traje de novia. Así ha abierto un camino para novias de esta edad que se quieren casar de blanco.

Deliciosos los vestidos cortos para las más discretas, muy estilo Grace Kelly y Audrey Hepburn, sobrios, de líneas puras, cintura marcada y largos hasta la rodilla. Casi un fondo de armario.

En esta colección de Rosa Clará, el color blanco pierde fuerza en favor de los perlados, y los tocados desaparecen dejando sitio a largos collares de perlas, unas joyas que durante años se asociaban a la nobleza y que parece que quieren reaparecer tras años de cierto ostracismo.

El toque noble, pero de verdad, lo ha puesto la princesa Larissa Windisch-Graetz, hija de Sofía de Habsburgo y del príncipe Hugo Windisch-Graetz, que se ha estrenado como modelo, con la timidez propia de las que empiezan, pero con ganas de hacerlo bien.

Sofía de Habsburgo, sentada en primera fila, ha hecho muchas fotos con el móvil a su hija, pero las que más fotógrafos y medios han acaparado, además de las modelos de la pasarela, han sido las parejas de los jugadores del FC Barcelona, que se han sentado en primera fila.

Estaban Daniella Seeman, pareja de Cesc Fábregas; Yolanda Cardona, de Víctor Valdés; Nuria Cunillera, de Xavi Hernández; Antonella Roccuzzo de Leo Messi, y Gabriella Lenzi, una buena amiga de Neymar.

Esta Pasarela Gaudía Novias es la primera en la que no está la familia de Paco Flaqué, su creador y gran impulsor, y en la que la organización está en manos de Fira de Barcelona, que en esta edición ha optado por la continuidad.

Entre el público, muchos medios de comunicación extranjeros y muchas personas hablando ruso, casi tanto como inglés, un síntoma de que no sólo vienen a comprar casas, sino que también se interesan por uno de los grandes activos de la industria catalana, que es la moda nupcial.

La pasarela sigue este miércoles con los diseñadores Jesús Peiró, Victorio & Lucchino, Yolan Cris e Inmaculada García, que con mucho esfuerzo se ha hecho un hueco entre los más importantes.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.