×
266
Fashion Jobs
LUXE TALENT
Sales Advisor High Premium Brand (Paseo de Gracia)
Indefinido · BARCELONA
SOCIEDAD TEXTIL LONIA
Marketing Content Manager
Indefinido · ORENSE
EMPRESA DEL SECTOR MODA
Area Manager - Madrid
Indefinido · MADRID
PRONOVIAS GROUP
Warehouse Manager
Indefinido · BARCELONA
LUXE TALENT
Supervisor de Zona Moda Íntima
Indefinido · ANDORRA LA VIEJA
PEGGY SAGE ESPANA
un(a) Tecnico-Comercial
Indefinido · SAN SEBASTIÁN
PEGGY SAGE ESPANA
un(a) Tecnico-Comercial
Indefinido · SÉVILLE
GRUPO P&A
Product Manager & Buyer
Indefinido · ORENSE
TREND2YOU
Comercial de Ventas / Brand Manager
Indefinido · MADRID
YSABEL MORA
Product Manager - Íntimo
Indefinido · JÁTIVA
EMPRESA DEL SECTOR MODA
Corporate Marketing Manager
Indefinido · ALICANTE (ALACANT)
CH CAROLINA HERRERA
Sales Assistant Full Time Aeropuerto Madrid-Barajas
Indefinido · MADRID
RETAIL TALENT GROUP
Key Account Manager (Sales & cs Internacional) Retail
Indefinido · GERONA
SUPERDRY
Sales Executive Menswear
Indefinido · BARCELONA
NOON SPAIN
Buyer - Comprador Textil
Indefinido · SEVILLA
ELENA MIRÓ
Retail District Manager
Indefinido ·
BACCI S&C
Diseñador Senior
Indefinido · MADRID
LUXE TALENT
Sales Assistant 20h Joyeria de Lujo
Indefinido · MADRID
LUXE TALENT
Account Manager Fashion, Luxury & Retail (HR)
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Jersey Buyer- Casablanca
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Planner/Controller Comercial Barcelona
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Controller Comercial Junior - Casablanca
Indefinido · BARCELONA
Publicidad

Schiaparelli vista por Lacroix, una obra de arte de la alta costura de París

Por
EFE
Publicado el
today 1 jul. 2013
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

París - Christian Lacroix regresó este lunes a la alta costura de París con una artística colección que homenajea a la excéntrica modista Elsa Schiaparelli, en una jornada en la que Dior se abrió al mundo con sus diseños para el próximo otoño-invierno.

En el Museo de las Artes Decorativas de París, en las inmediaciones del jardín de las Tullerías, vieron la luz las dieciocho piezas que integran la creatividad del maestro Lacroix y la fantasía de Schiaparelli, figura de referencia del periodo de entreguerras.

"Nunca hubiera sido diseñador sin su ejemplo", afirmó el modisto retirado de las pasarelas desde que la casa que lleva su nombre se declarara en suspensión de pagos a finales de la década pasada.


(foto Dominique Maitre)

Contemporánea y rival de Coco Chanel, Schiaparelli destacó por sus diseños alocados, como el sombrero en forma de zapato o el vestido con el dibujo de una langosta.

Lacroix, que se ha tomado el encargo como si tuviera que vestir a la compañía que representa un espectáculo sobre ella, ha explotado la pasión que la modista fallecida en 1973 profesaba por integrar insectos y crustáceos en las prendas.

Un tocado en forma de bogavante, un broche de libélula o una chaqueta cuya espalda se construye como caparazón de escarabajo, así ha plasmado el diseñador de Arles (Francia) esta afinidad.

La modista italiana, al llegar a París en 1922, entró en contacto con el efervescente mundo artístico de la capital francesa.

"Siempre me ha gustado todo lo que se escapa de la realidad y ella sabía diseñar cosas que se vendían y, al mismo tiempo, era surrealista y extravagante", explicó el diseñador de 62 años.

Lacroix ha revisitado el famoso vestido de bolsillos que Schiaparelli diseñó a partir del cuadro de Salvador Dalí "Armario antropomórfico con cajones" (1936). Bajo la aguja del francés, los bolsillos abullonan el vuelo de un abrigo en un "in crescendo".


Boceto del diseñador Christian Lacroix (DR)

El circo que Schiaparelli desarrolló en la colección que presentó en 1938, se ha reflejado en los pompones de piel que dan alegría a la cabeza y los sombreros en pico propios de este universo.

Lo que une a ambos creadores es, según explicó Lacroix, "el color, por supuesto, el negro y el gusto por el bordado", además de su interés por redescubrir periodos anteriores de la historia de la moda.

Un vestido en satén "Duchesse" de rayas rosa palo y negro, de inmenso volumen trasero, y uno de delicados drapeados en verde ácido justificaron las horas de trabajo de los talleres.

Schiaparelli se despierta con este homenaje de un letargo que tiene previsto abandonar definitivamente el próximo enero cuando, previsiblemente, cuente con un director artístico y se integre en el calendario de la alta costura.

Christian Dior, una de las casas emblemáticas de este selecto club, exploró la Europa de la parisina, la América dinámica, gráfica y deportiva, el Asia de las siluetas equilibradas y el África de los masais, en una colección otoño-invierno que se vistió de lana, seda y visón.

Los escotes palabra de honor en vestidos largos y rectos de seda, los volantes solitarios, largos y plisados, las asimetrías, los estampados de rayas gruesas y los drapeados afloraron en las creaciones que Raf Simons presentó en un espacio erigido en las inmediaciones de los Inválidos.

En una sala en la que se proyectaban imágenes en las paredes, el público, entre el que se encontraba la actriz estadounidense Jennifer Lawrence, contempló vestidos que bajaban rectos para estallar en vuelos y prendas en seda que construían brocados geométricos.

La línea A que daba forma a vestidos largos se escribió en mayúscula: las formas fueron ampliándose a medida que se acercaban a los tobillos y conjugaron así la elegancia con el desenfado en líneas naranjas y negras, bajo una capa azul, o con círculos bordados sobre seda negra.

El gris de los tejidos ingleses de la apertura fue dejando espacio a una paleta contenida que valoró las pinceladas de rojo, rosa, azul, verde o amarillo.

La alta costura de París descubrió hoy también las colecciones de Iris Van Herpen, On aura tout vu y Christophe Josse.

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.