×
Publicado el
13 nov. 2013
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Shinola, la marca de Detroit, aterriza en Europa

Publicado el
13 nov. 2013

Shinola, la marca americana de relojes, bicicletas, accesorios y papelería se instala en exclusiva en la tienda parisina Colette, lo que supone su primer aterrizaje en Europa. Nacida hace poco más de dos años, Shinola rinde homenaje a la industria manufacturera americana.

Boutique Shinola à New York - Shinola


El centro neurálgico de la marca se encuentra en Detroit, una de las principales ciudades del estado de Michigan. Declarada en quiebra el pasado mes de julio, Detroit, cuya deuda asciende hasta los 18.000 millones de dólares, no ha levantado cabeza desde el inicio de la crisis en 2008, pero pricipalmente después de la caída de la industria del automóvil. Sin embargo, es en el corazón de esta ciudad, que ha perdido más de la mitad de su población en los últimos 60 años, que Shinola decidió instalar su negocio. “Se habla mucho de la situación económica de Detroit, pero nosotros estamos enamorados de esta ciudad que se mueve, sobre todo en el plano artístico”, explica Daniel Caudill, director artístico de Shinola. La marca estableció su taller de relojes en el quinto piso del “College for Creative Studies”. En este espacio, las novedades que llegan de Suiza se arman con un objetivo: producir 500.000 relojes al año (a un precio medio de 600 dólares).

Esta renovación del “made in Detroit”, aunque pueda parecer una estrategia de marketing - la inversión supera los 10 millones de dólares –, ha contribuido a la creación de más de un centenar de empleos en la antigua “Motor City”. De hecho, muchos trabajadores proceden de la industria del automóvil y han seguido una formación en montaje de relojería. Pero Shinola, que pertenece al grupo de Dallas Bedrock Manufacturing (propietaria de la marca Filson), también cuenta con bicicletas en su oferta. Los cuadrantes y horquillas se fabrican en Wisconsin, el ensamblaje se efectúa en Detroit, en la tienda Shinola. El cuero procede de una curtiduría de Chicago y la fábrica se sitúa en Ste. Genevieve cerca de Saint Louis. Shinola quiere mostrar una máxima transparencia sobre la procedencia de los diferentes componentes, por lo que la mayoría de los materiales utilizados proceden de Estados Unidos.

Su universo, que pronto abarcará el denim y calzado, está presente en sus dos tiendas situadas en Detroit y Nueva York, respectivamente, así como en grandes almacenes como Barneys en la Gran Manzana. El año que viene, Shinola – cuyo nombre hace referencia a la marca americana de betún cerrada en los años 60 – abrirá una tienda en Londres en el barrio del Soho y otra en Berlín.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.