×
Publicidad
Traducido por
Hermes Manyes
Publicado el
1 dic. 2016
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Victoria's Secret se ve amenazada por las nuevas tendencias hacia los bralettes

Traducido por
Hermes Manyes
Publicado el
1 dic. 2016

Los sujetadores push-up de un precio elevado han sido siempre el best seller de Victoria's Secret. Sin embargo, la preferencia de deportistas y consumidores milenarios por los bralettes y sujetadores deportivos no estructurados podría estar forzando algunos cambios en la estrategia de Victoria's Secret.
 
La semana pasada, la compañía matriz de la firma, L Brands, anunció una caída de un 25,8% en sus ganancias del tercer trimestre. Durante la conferencia telefónica sobre sus resultados financieros celebrada el 17 de noviembre, los analistas se preguntaban en voz alta si la marca se basaba demasiado en su producto principal de lencería estructurada.


Victoria's Secret Runway Show - Courtesy Victoria's Secret


Según los analistas, el negocio del sujetador estructurado está en declive, aunque Stuart Burgdoerer, director financiero y vicepresidente ejecutivo de L Brands expresa que no hay indicios de que el segmento estuviera "empeorando".
 
"Estamos muy contentos con nuestro crecimiento, un crecimiento extraordinario en el bralette y el sujetador deportivo. Y como he mencionado, estamos seguros de que con el tiempo conseguiremos el equilibrio adecuado en lo que se refiere al crecimiento del dólar y en el negocio global de sujetadores para Victoria's", explica Burgdoerer.

Los recientes débiles resultados trimestrales anunciados por L Brands llegan después de un año de cambios en Victoria's Secret. L Brands trajo a Leslie Wexner para hacerse cargo de la posición de Sharon Jester Tourney como presidente y director ejecutivo en febrero. Uno de los primeros actos de Wexner en el trabajo fue recortar ropa de Victoria's Secret y líneas de natación, centrándose en sus categorías principales de sujetadores estructurados de mayor precio. Wexner encontró que la marca se estaba extendiendo demasiado en cuanto a producto, y esperaba que el enfoque en un producto básico formara una base más firme para que la marca pueda crecer.
 
La tendencia del consumidor demuestra que los millennials tienden hacia los bralettes y sujetadores deportivos no estructurados frente al sujetador push-up estructurado tradicional, además de ofrecer precio mucho más bajo, entre 20-40 dólares (18 - 37 euros), comparado a los sujetadores estructurados, 50-70 dólares (47-66 euros) en Victoria's Secret.
 
Victoria's Secret registró una disminución de ventas comparable al 2% en 2016, después de una caída del 5% en 2015. Las ganancias por acción cayeron un 24% .Victoria's Secret contribuyó 1,548.1 millones de dólares (1,461 millones de euros) a las ventas totales de L Brand, en comparación con los 1,567,5 millones de dólares (1,479 millones de euros) en el tercer trimestre de 2015.
 
Wexner ha expresado anteriormente a los analistas que L Brands está en un 'punto de inflexión'. La compañía espera ver los ingresos de Victoria's Secret crecer hasta un 10% para el próximo año debido a este nuevo enfoque. Las acciones subieron un 2,5%, a 69,64 dólares (65 euros).
 
L Brands es una empresa estadounidense de venta al por menor que abarca a Victoria's Secret, Bath & Body Works, Henri Bendel y La Senza. Victoria's Secret es la marca insignia de L Brands, que representa el 63% de los ingresos en 2015.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.