×
Publicado el
18 jul. 2018
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Zara da un paso atrás en París y cerrará en la arteria comercial de lujo

Publicado el
18 jul. 2018

La marca del grupo Inditex reorganiza su estructura en la capital francesa y abandona el emplazamiento que hasta ahora ha ocupado en el número 374 de la calle Saint-Honoré, ubicada en el 1er arrondissement de París. Su salida supone una reorientación estratégica, limitando sus puntos de venta a grandes espacios en localizaciones clave, y el abandono de un eje comercial que, en los últimos tiempos, se ha desmarcado como vía dedicada al lujo. La francesa Balmain, una firma que responde al posicionamiento de la zona, tomará su relevo próximamente.


Zara abandonará su ubicación en la parisina Rue Saint-Honoré


El cambio parece más que lógico. Si bien la llegada de la concept store por excelencia, Colette, fue un punto de inflexión para la Rue Saint-Honoré, subrayando la deriva de la calle hacia el lujo y la alta gama; su propio cierre, que dejará paso a la nueva boutique de Saint Laurent parece significar la consolidación del proyecto como un eje comercial orientado estrictamente a la oferta premium. “La evolución de la calle desde el punto de vista comercial, comenzada hace cinco o seis años, todavía no ha acabado, pese a las recientes aperturas de Louis Vuitton, Dior y Chanel a finales de año”, comenta Antoine Salmon, director de retail de Knight Frank, para el que la marcha de Zara responde a una tendencia.

“Se produce una reestructuración de la red de distribución de las marcas, especialmente en el ámbito del fast fashion de Zara o H&M, que experimentaron un gran crecimiento en los años 2000, con expansiones en ocasiones oportunistas”, apunta Antoine Salmon. Igualmente, más allá de la cuestión del ligada a las localizaciones y el posicionamiento de las firmas, también son importantes las superficies, ya que un punto de venta de 750 metros cuadrados como el de Saint-Honoré no parece coherente con la estrategia actual de la cadena gallega. “Los 250 metros del Zara de la Avenida de Victor Hugo (Paris,16 arrondissement) o los 750 de Saint-Honoré no responden a su standard de 1500-2000 metros cuadrados actuales. A día de hoy, la estrategia global de este tipo de cadenas dicta ‘hacer menos, pero mejor’, con una red de distribución menos importante, pero con mayores superficies. Claros ejemplos son el nuevo H&M de la calle Lafayette o el de Zara de la plaza de la Opéra”. Actualmente, Zara cuenta con una veintena de establecimientos en París.

Actualmente, la firma del diseñador Olivier Rousteing, cuenta en París con un punto de venta en los grandes almacenes Printemps, además de tener presencia en 55 Croisette, espacio multimarca ubicado en la Rue du Faubourg Saint-Honoré. Su único flagship hasta el momento se encuentra en el número 44 de la Rue François 1er, a escasos metros de la lujosa Avenue Montaigne, donde el precio del metro cuadrado se eleva hasta los 15 000 euros anuales. Su llegada a la Rue Saint-Honoré reafirmará la escalada de gama de la arteria, que deja en fuera de juego a las firmas de carácter más accesible. “Durante una década, Zara ha convivido en un ambiente relativamente mixto en la Rue Saint-Honoré”, explica Antoine Salmon. “A día de hoy, con el giro de la zona hacia a un posicionamiento definitivamente de lujo, la marca se encuentra sin duda en una situación de no encontrar su lugar allí”, concluye.

El e-commerce, eje prioritario del desarrollo


Balmain se ha aliado con Yoox Net-A-Porter para el desarrollo de su flagship store online


Si bien el posicionamiento de la casa francesa y de la marca del gigante gallego poco o nada tienen que ver, en sus últimas novedades se encuentra la importancia del canal digital como común denominador. Hace tan solo unos días, Balmain anunciaba su alianza con el portal de lujo Yoox Net-A-Porter con el objetivo de desarrollar su propio flagship online. Una reformulación de su presencia online defendida por Massimo Piombini, director general de la marca desde 2017. “Hasta ahora, Balmain.com ha sido gestionada internamente, lo que ha limitado nuestras posibilidades tecnológicas y conceptuales. Trabajar con YNAP, como líder mundial del comercio electrónico de lujo, así como con los webmasters de Mazarine, nos permitirá comunicarnos con nuestros clientes de una forma más interesante, así como hacer llegar nuestros productos a más de 100 mercados”, ha explicado.

Por su parte, en la última junta de accionistas de Inditex del pasado 17 de julio, su presidente, Pablo Isla, dio a conocer datos sobre la facturación online del grupo dueño de Zara. A las cifras ya conocidas sobre el aumento del 41% de las ventas del grupo a través de Internet a lo largo del ejercicio 2017, que representaron hasta un 10% del total de la cifra de negocio, se sumó este martes el hecho de que la venta a través de Internet representa el 12% de las ventas totales en los 49 mercados internacionales en los que la compañía opera online. En este sentido, Pablo Isla apuntó que estos datos “reflejan lo que eres capaz de crecer orgánicamente sin nuevas aperturas”, añadiendo que el grupo seguirá invirtiendo “para garantizar que continuará con un crecimiento rentable en los próximos ejercicios, especialmente en las áreas de tecnología, logística, red de tiendas y expansión online”.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.